INVESTIGACIÓN

banner

El milagro regenerativo

Roberto Ebensperger

El milagro regenerativo

 

Las células madre en spray podrían ser una nueva alternativa para tratar el pie diabético o heridas persistentes. Aplicarlas de ese modo ampliaría el tipo de lesiones crónicas que se pueden curar y para eso trabaja, incansable, Roberto Ebensperguer.

 

En 2007, el académico Roberto Ebensperguer, de la Facultad de Química UC, estaba dedicado a hacer ciencia básica. Las células madre, tema en el que estaba enfocado, ya estaban en boga pero con muchas interrogantes aún por responder y estudios por realizar.

"Me acerqué a la empresa privada y ésta me aterrizó", recuerda el científico. Hacer solo ciencia básica no era suficiente. "Me hizo cambiar la forma en que pensaba la ciencia", dice y así comenzó su camino hacia un uso práctico de este tipo de células.

Con el apoyo de un Fondef y de la farmacéutica Recalcine, el profesor se embarcó en un proyecto único, sobre el cual aún no hay competencia: un spray o atomizador de células madre que se aplica sobre las heridas y hace que la piel se regenere. Así, donde antes la cura demoraba meses o simplemente no llegaba, ahora sí podía aparecer.

Cuando comenzó el proyecto, en 2008, el uso clínico de las células madre para regenerar piel era aún incipiente. Había mucha información de las de origen sanguíneo, pero no así de las de tejido adiposo, las que el científico necesitaba estudiar. De todas formas, se embarcó en el trabajo porque ya había resultados preliminares que indicaban que el proceso sí funcionaba.

Así, luego de tres años de trabajo, Roberto Ebensperguer y un equipo de 10 personas lograron un spray pensado para aplicarse a pacientes con heridas complejas, crónicas o de gran de extensión. Por ejemplo, pie diabético con dificultades para cicatrizar o heridas de enfermos postrados donde el tejido se rompe. "No solo se trata de curar las heridas, sino también que las cicatrices sean mucho menos visibles o casi imperceptibles", explica el académico.

Las ventajas de este atomizador, cuenta, son varias. "Un spray requiere de menor manipulación y entrega mayor facilidad para su aplicación. Así el producto se puede aplicar en la casa sin la necesidad de ir a un centro asistencial", afirma. Y aunque ya está en proceso de patente y pronto será probado en pacientes con heridas reales, los detalles de su potenciales resultados aún tienen mucho de misterio.

Células multitarea

Si bien en todo el mundo existen diversos estudios para entender su función final, no se conoce a ciencia cierta la manera en que estas células madre operan. "La teoría más amplia asegura que cumplen una diversidad de funciones en el proceso de cicatrización y que, incluso, podrían tener capacidad de producir células de piel", señala.

¿Cómo lo hacen? Diferenciándose. Las células madre no tienen una función definida, no son piel, hueso ni hígado, por ejemplo, pero tienen la capacidad de convertirse potencialmente en todos ellos. Eso otorga a los científicos un casi infinito campo de acción si logran entenderlas, cosa que aún no sucede pues recién se tienen pequeñas pistas de su actuar.

Aquí, como en los trasplantes, hay que considerar la posibilidad de rechazo. Pero nuevamente esos mecanismos son desconocidos. "Estamos tratando de conocer cuán capaces son las células de terceros (donadas) de activar el sistema inmunológico del paciente, y ya tenemos resultados bastante sorprendentes", explica el científico.

Su optimismo está en sintonía con lo descrito en la literatura al respecto, que dice que las células madre poseen una capacidad mucho más disminuida de activar una respuesta inmune de rechazo que las células de un corazón, por ejemplo, y que además son capaces de controlar una respuesta inmune ya gatillada, como una inflamación.

Mantener las células con vida es otro puzzle para el equipo de Roberto Ebensperguer. No se trata de un jarabe que se puede guardar por meses, sino de pequeñas unidades vivas que deben permanecer como tal. Determinar su resistencia y bajo qué condiciones de almacenamiento es clave para la formulación farmacéutica que debe tener el spray. "No es lo mismo ponerlas en agua que en un medio de enriquecimiento", ejemplifica el químico.

Las células madre utilizadas por el químico y profesor UC provienen de lipoaspiraciones, de abdomen o de cadera, y podrán ser utilizadas en todo tipo de heridas ya sean crónicas, úlceras por presión vasculares, cicatrices por melanoma grandes o cáncer de piel, quemaduras o incluso en niños con piel de cristal.