INVESTIGACIÓN

banner

Medir para tomar decisiones

Jorge Manzi

Medir para tomar decisiones

Por su aporte fundamental al desarrollo de herramientas de medición en el campo de la educación, Jorge Manzi ha convertido al centro Mide UC en un pilar del diseño de las nuevas políticas públicas.

"Ha sido una vida corta, pero vertiginosa". Entre reflexivo y sonriente, Jorge Manzi, director del Mide UC, define así los seis primeros años del centro de medición que nació en 2005 bajo la tutela de la Escuela de Psicología UC.
Esta unidad surgió de una propuesta planteada por un equipo interdisciplinario de académicos, todos convencidos de la necesidad de emplear los avances de la estadística y de la medición para contribuir a la solución de problemas relevantes en el campo de la educación y en el de las organizaciones y la sociedad.

De esta manera, durante los últimos años en Chile la discusión sobre asuntos como las competencias y habilidades de los docentes en ejercicio, la calidad de la formación que se ofrece a los futuros profesores, el progreso de los aprendizajes de los estudiantes en el sistema escolar o el manejo de tecnologías de la información se ha basado en información re- copilada por este centro.

Desde su creación, Mide UC ha prestado asesoría técnica al Ministerio de Educación de Chile (Mineduc) en el diseño, implementación y análisis de varias de las más importantes iniciativas que incorporan mediciones educacionales. Entre ellas, el Sistema de Evaluación del Desempeño Profesional Docente, dirigido a todos los profesores de escuelas públicas de Chile; el Programa de Asignación de Excelencia Pedagógica, que busca identificar y reconocer a maestros de excelencia en el sistema escolar; y la evaluación diagnóstica Inicia, que analiza la preparación disciplinaria y pedagógica de egresados de pedagogía en nuestro país.

Estas instancias se han transformado en herramientas fundamentales para la toma de decisiones a nivel gubernamental y, por ello, la labor de Mide UC ha estado muy presente en las nuevas políticas públicas y no exenta de polémica, porque sus datos han provocado ver- daderos remezones en el sistema educacional.

"Sabemos que nos desenvolvemos en un territorio sensible. No somos ingenuos y nos damos cuenta de que las mediciones causan tensión en los examinados e impacto público. Al mismo tiempo, cada día más se usan para tomar decisiones que afectan el destino de personas e instituciones. Por ello, es funda- mental asegurar que su desarrollo se funde en una sólida base técnica", asegura Jorge Manzi.

Hoy, el centro se ha propuesto ampliar y enriquecer su campo de acción, desarrollando mediciones en otras áreas. Asimismo, persigue ampliarse internacionalmente ofreciendo servicios, asesorías y programas de formación en Latino- américa. En este sentido, un logro principal es haber sido seleccionado por Unesco como socio implementador del tercer estudio que evaluará y comparará el desempeño de estudiantes de Latinoamérica y el Caribe en las áreas de Lenguaje, Matemática y Ciencias (página web).

En cuanto a su aporte a la formación de profesionales, contempla entre sus objetivos apoyar la formación de nuevos especialistas en medición, tanto en Chile como en el extranjero: actualmente, cinco investigadores se encuentran en Estados Unidos y Europa realizando estudios de postgrado; mientras que cada año Mide UC realiza un concurso entre alumnos recién egresados para formar investigadores.

Al año, Mide UC ejecuta cerca de 40 proyectos, y organiza seminarios y coloquios. "Sabemos que nuestra mayor fortaleza está en la medición educacional y así va a seguir siendo. Pero nos hemos propuesto impulsar otras dos áreas. Una es la organizacional, contribuyendo con mediciones en el mundo del trabajo; y la otra es la que llamamos 'Sociedad', que tiene que ver con estudios de opinión pública y sobre actitudes y percepciones sociales", explica Jorge Manzi.

Para qué medimos

"El eslogan del Mide UC es 'Medir para tomar decisiones', y está basado en los principios de la psicología social que analizan las motivaciones de los seres humanos para progresar", explica su director.

"La tarea individual y colectiva de las personas es encontrar la manera de asegurar nuestro progreso hacia las aspiraciones o metas que tenemos en la vida y, en definitiva, cómo nos autorregulamos en ello. Hay muchas formas de hacerlo, una es con la información que nos proveen las mediciones, que constituyen herramientas potentes para poder saber dónde estamos y cómo lo estamos haciendo".

Según Jorge Manzi, en educación las mediciones muestran el aspecto más visible de esta ante la sociedad y es ahí donde, asegura, se quiere contribuir como Universidad Católica. El académico argumenta además que una de las misiones de Mide UC es entregar antecedentes basados en investigación seria o en el conocimiento internacional a quienes toman decisiones de política pública.

"En educación, lo central no es medir sino que los niños aprendan. La medición tiene que estar al servicio de que se tomen decisiones para potenciar los aprendizajes. Sin mediciones, a veces nuestras opiniones se basan en prejuicios. Por tanto, es malo no tener mediciones, pero también lo es un exceso de ellas. Y lo peor de todo es tener malas mediciones. Por eso existimos como centro", concluye Manzi.


 

SERVICIOS Y PROYECTOS DESTACADOS

Entre los programas de Mide UC, Jorge Manzi destaca a SEPA, Sistema de Evaluación de Progreso en el Aprendizaje. Su objetivo es seguir el avance en matemática y lenguaje de los estudiantes a través de sus años de escolaridad. En 2011 se evaluaron 75.000 alumnos, de 300 establecimientos educacionales.

Además, con la colaboración del Hogar de Cristo, desde 2009 el centro realiza la "Radiografía de la solidaridad en Chile", que apunta a describir y explicar las actitudes solidarias de los chilenos. Dentro de la Universidad Católica desarrolla el estudio "Jóvenes, cultura y religión" (2007-2012), que evalúa cómo evolucionan sus identidades, creencias y prácticas de tipo religioso, social y político desde que ingresan a la universidad hasta que concluyen sus estudios. "Los estándares técnicos y éticos que rigen nuestro trabajo son muy altos", afirma Jorge Manzi.

 


ALUMNO DESTACADO DE ERIKA HIMMEL

Psicólogo de la Universidad Católica (1981), y magíster (1988) y doctor en Psicología (1991) de la Universidad de California, Estados Unidos, Jorge Manzi afirma que su interés por la medición le fue inculcado por la profesora de la Facultad de Educación Erika Himmel, Premio Nacional de Educación 2011, cuando ella hizo clases en la Escuela de Psicología UC.

"Yo fui su ayudante y ella me transmitió sus convicciones sobre estos temas. Aprendí que las mediciones son una herramienta clave en el mundo actual, como una especie de espejo para las personas", afirma.

Jorge Manzi pertenece a varias sociedades científicas, es editor asociado de revistas científicas y cuenta con numerosas publicaciones en medios especializados nacionales e internacionales. Junto con dirigir el Mide UC, actualmente integra el Comité Técnico Asesor de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y es profesor titular de la Escuela de Psicología UC.


ORÍGENES

Mide UC nació como una propuesta planteada por un equipo interdisciplinario de académicos –Jorge Manzi, Roberto González y Carlos Cornejo– y del Departamento de Estadística –Guido del Pino y Ernesto San Martín–. Ellos, junto a otros profesores como Neva Milicic, Ricardo Rosas, Judith Scharager y David Preiss –de la Escuela de Psicología UC–, ya habían participado en proyectos de investigación y desarrollo que sirvieron como base para su creación.

En los inicios solo contaban con un pequeño equipo de investigadores, pero luego se incorporaron los profesionales asociados a los proyectos de Evaluación Docente y Asignación de Excelencia Pedagógica.

A partir de 2006, el centro tuvo un acelerado crecimiento hasta llegar a constituirse en el más completo en su campo a nivel latinoamericano. Hoy trabajan 140 personas, incluyendo profesionales de distintas disciplinas, como psicólogos, expertos en estadística, profesores, sociólogos, ingenieros y periodistas; y su dirección está a cargo de un comité directivo de carácter docente.