INVESTIGACIÓN

banner

Velando por hacer mejor el bien

Teresita Matus

Velando por hacer mejor el bien

La profesora de la Escuela de Trabajo Social Teresita Matus encabeza una investigación destinada a certificar la calidad de los programas sociales para que tengan un real impacto en sus destinatarios: las personas más afectadas por la desigualdad.

¿Sabía usted que un 78% de los reos rematados en Colina 2 tienen en su vida más de 27 años de intervenciones sociales que no dieron resultados? ¿Se imaginaba que de los 200 barrios propuestos por el Ministerio de Vivienda para demoler, por mal pensados y peor ejecutados, el 90% está en zonas de pobreza extrema? ¿O que el destino de dos de cada cuatro niños pobres chilenos golpeados o abusados por sus familias es deambular ocho años o más por distintos programas sociales?

Interrogantes como estas han impulsado el trabajo de la profesora Teresita Matus desde hace casi 40 años, cuando, siendo estudiante de Medicina de la Universidad de Concepción, decidió cambiarse de carrera impactada porque el golpe militar del 11 de septiembre de 1973 le mostró que "el problema de la agenda social del país era mucho más importante que el problema médico".

Hoy, instalada en su oficina de la Escuela de Trabajo Social UC, donde ha hecho clases durante 21 años, la docente investigadora lidera el primer proyecto Fondef (Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico) adjudicado a la Universidad Católica en el área de Ciencias Sociales. Éste se llama "Avanzar en calidad: desarrollo y transferencia de un modelo de gestión de calidad para programas sociales", que desde 2007 es llevado adelante por el Centro de Estudios de Emprendimientos Solidarios UC, CEES-UC.

Es una iniciativa interdisciplinaria que cuenta con la participación de la Escuela de Psicología, el Instituto de Sociología y la Escuela de Trabajo Social UC. Su directora ejecutiva es Regina Funk, de Psicología, y sus otros dos directores son René Ríos, de Sociología, y la propia Teresita Matus. Ha contado además con la asesoría de Guy Bajoit, de la Universidad de Lovaina, y de Jorge Delva, de la Universidad de Michigan.

Ad portas de concluir, esta investigación tendrá dos productos principales: el Sello de Calidad Social UC de certificación de programas sociales, donde se espera impulsar la calidad social en el horizonte del mejoramiento continuo; y una plataforma web interactiva, dependiente del CEES-UC, donde a modo de observatorio se puede triangular qué pasa con las políticas sociales, las empresas que hacen inversión social y los programas.

Teresita Matus augura que la aplicación de este sistema permitirá avanzar en calidad a todo tipo de programas sociales y en la responsabilidad social empresarial a todo tipo de organizaciones, reduciendo las asimetrías de información para así avanzar en un sistema de accountability que no sea solo administrativo.

"Podremos conocer no solo la honestidad, sino también la efectividad de los programas sociales. Tener este sistema disponible y operando con una plataforma web gratuita es entregar un aporte a la ciudadanía, a las empresas y a las políticas públicas, para discernir entre programas. Por ejemplo, que se conozcan a las ONG más transparentes y a las que gestionan y aprovechan mejor sus donaciones", explica la profesora Matus.

En el desarrollo de esta investigación han participado como socio empresarial el Banco Estado y otros doce programas: América Solidaria, Buen Pastor, Corporación CreArte, Corporación Encuentro, Fundación Chilena de la Adopción, Fundación Hogar de Cristo, Fundación Yo Voluntario, Fundación Un Techo para Chile, María Ayuda, Protectora de la Infancia, Proyecto Propio (Corporación Construyendo Futuro) y la Sociedad Pro Ayuda al Niño Lisiado Teletón. Estos serán los primeros en optar al proceso de certificación, cuando se establezca la Agencia de Calidad Social UC.

El Sello de Calidad Social será otorgado de acuerdo a distintos indicadores en cuatro componentes: capacidad organizacional, intervención social, trabajo de los equipos y gestión de la información, que son los pilares del modelo de certificación de calidad. Junto al distintivo, explica Teresa Matus, habrá un modelo de inversión social para empresas, donde se generará una nueva línea de responsabilidad social denominada Modelo de Inversión Social Sostenible y Efectiva.

El objetivo es que la UC ofrezca esta certificación para cumplir con su visión de compromiso con el bien común y la búsqueda de la verdad. "De esta forma, nosotros les decimos conjuntamente a las políticas sociales, a las ONG y a las empresas: inviertan en calidad y certifiquen su programa social con nosotros. Por eso juntamos estos cuatro grandes mundos: la política pública, en cuanto a cómo hacer mejores ofertas en lo social; los programas sociales, en cuanto a saber si lo están haciendo bien; las empresas que pueden conocer mejor su inversión social; y la enorme reputación de la Universidad Católica cuando diga: 'Así el bien se hace bien'", explica.


"ELLOS NECESITAN LO MEJOR"

La profesora Teresita Matus se considera a sí misma una "académica todo terreno" porque nunca ha abandonado el trabajo social, que comenzó en los años 80 en la Oficina de Proyectos Sociales del Arzobispado de Concepción.

En esto se encontraba cuando, en 1987, conoció al dirigente santiaguino Juan García, quien junto a sus vecinos fue trasladado a esa ciudad por el gobierno militar. Sintiéndose víctima de las malas políticas sociales de aquellos años, el dirigente le preguntó a la entonces joven profesional: "¿Por qué nos pasa esto?".

"Yo no supe darle una respuesta y, por eso, desde entonces me esmeré en perfeccionarme y en investigar, porque ellos necesitan lo mejor", dice la magíster en Sociología de la UC y doctora en Sociología de la Universidad Cándido Méndez de Río de Janeiro, Brasil. "No solo hay que dar pescado, sino también, y al mismo tiempo, enseñar a pescar. Ese es el principio bajo el cual he desarrollado mi trabajo" concluye la investigadora.