INVESTIGACIÓN

banner

Atrio de Santiago convocó a miles de personas en torno al diálogo

El espectáculo "Luz de Luz" fue la culminación de tres días entorno al diálogo en el arte, el medio ambiente, el diálogo interreligioso y la libertad de conciencia. La iniciativa, primera en Sudamérica, fue organizada por la UC y el Arzobispado de Santiago y propició espacio de encuentro y diálogo entre creyentes y no creyentes sobre temas como la trascendencia del arte, la libertad de conciencia, la importancia del medio ambiente y el diálogo interreligioso. Para finalizar, se realizó el espectáculo "Luz de Luz" que iluminó la Catedral Metropolitana de Santiago.

Promover un espacio de encuentro entre creyentes y no creyentes, en la búsqueda de la verdad y la promoción de un desarrollo humano integral fue el objetivo que impulsó el "Atrio de Santiago, diálogo entre creyentes y no creyentes", una actividad organizada por la Universidad Católica, a través de la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana, y el Arzobispado de Santiago. La iniciativa, primera en Sudamérica, comenzó el pasado viernes y contó con la presencia de monseñor Cristián Contreras, Obispo Auxiliar de Santiago; monseñor Melchor Sánchez de Toca, subsecretario del Pontificio Consejo para la Cultura, el rector Ignacio Sánchez, además de miembros del Comité Directivo, académicos y alumnos de la Universidad Católica. "El objetivo de este Atrio de los Gentiles, que fue propuesto por el Papa Benedicto XVI, es abrir un espacio de diálogo y expresión en la sociedad, una ventana al mundo, a la cultura contemporánea, que nos ayude a escuchar las voces que allí se manifiesten en temas de interés común; es un camino al encuentro de la verdad; una instancia de reflexión sobre las humanidades, las ciencias y las artes en el mundo de hoy", expresó el rector Sánchez, ante alrededor de 300 personas que llegaron al primer encuentro, para escuchar el diálogo entre Vittorio di Girolamo y Mario Toral, quienes profundizaron en la trascendencia del arte, moderado por Roberto Farriol, artista y director del Museo Nacional de Bellas Artes.

Junto a esta primera instancia en Casa Cerntral UC, el Atrio de Santiago se articuló a través de cuatro encuentros en lugares emblemáticos de la ciudad. El segundo espacio se realizó en el Atrio "Libertad de conciencia en una sociedad plural", que contó con la participación de Rafael Palomino, académico de la Universidad Complutense y Humberto Lagos, miembro de la Fraternidad Teológica Latinoamericana. "Creo que esta instancia marca un precedente en cómo como ciudadanos nos sentamos a conversar", dice Elisa Grube, directora ejecutiva de la actividad, "El Atrio de Santiago es un signo potente que a pesar de tener posturas distintas, se pueden encontrar puntos de consenso", dice.

El tercer encuentro se realizó en el frontis del Museo de Arte Contemporáneo, donde el rector emérito UC Juan de Dios Vial Correa conversó con Álvaro Fischer, en Atrio "¿Nos importa realmente la naturaleza?", el cual fue moderado por Francisco Claro, académico UC. "Sin pretender conversiones, ni inversiones tan inmediatas como superficiales en el camino existencial, pero sobre todo evitando las diversiones hacia el vacío, la banalidad, los estereotipos; gentiles y cristianos, cuyos atrios se hayan codo a codo en la ciudad moderna, pueden descubrir consonancias y armonías aún en su diferencia y pueden hacer levantar la mirada a una humanidad, a menudo demasiado curvada sobre lo inmediato, lo superficial, lo insignificante hacia el ser en plenitud", explica monseñor Melchor Sánchez de Toca, refiriéndose al espíritu de reunir a hombres que enfrentan la búsqueda de la verdad de manera distinta.

Fue precisamente en el último encuentro donde monseñor Sánchez de Toca participó en un diálogo fraterno con Sheij Féisal Mórhell, licenciado en Ley y Cultura Islámica, además del rabino Roberto Feldman, miembro de la congregación Yakar en Chile, quienes conversaron sobre el diálogo interreligioso, como camino hacia una cultura del encuentro, en el palacio Arzobispal de Santiago.

Luz de Luz

Para finalizar esta instancia de reflexión sobre las humanidades, las ciencias y las artes en el mundo de hoy, miles de personas llegaron hasta la Plaza de Armas de Santiago para presenciar "Luz de Luz", un espectáculo de luces 3D sobre la fachada de la Catedral Metropolitana de Santiago donde, acompañada de un coro de alrededor de 1700 personas, se recorrió la historia de la fe católica en Chile, la cual tuvo la intervención de personajes importantes en su desarrollo, como Gabriela Mistral y San Alberto Hurtado, además de una respuesta a la existencia de los pueblos originarios de nuestro país, a través de la oración "Padre Nuestro", en el idioma Mapudungun. "Aparte de eso, tenemos ciertos hitos conceptuales y para ellos le pusimos una música ad hoc en la voz del coro presente", explica Miryam Singer, productora general e iluminación del evento. El coro, formado por 58 agrupaciones de la sociedad, acompañaron las formas proyectadas en la fachada de la Catedral de Santiago, en una suerte de diálogo entre música e imagen. "Cuando hablamos de la hermandad, se cantó "El Himno de la Alegría", de la novena sinfonía; cuando hablamos de la virgen, convocamos a un grupo de cantores a lo divino, que entonaron un canto de alabanza a la Virgen María; cuando se habla de la fe en Dios, se cantó el Credo de una misa Gospel", explicó Miryam.

"Luz de Luz" se realizó a través de la tecnología mapping, una técnica de video proyección que a través de luz y colores da vida a la arquitectura de un edificio, entregándole textura y dinamismo, otorgando realismo en función de la narración de la historia. La actividad contó con la presencia del Arzobispo de Santiago y Gran Canciller UC, monseñor Ricardo Ezzati.

Revisa más detalles del espectáculo de luz en el siguiente link.

INFORMACIÓN PERIODISTICA
Paula Higueras, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.