INVESTIGACIÓN

banner

Con instrumentos antiguos, estudiantes interpretan originales piezas barrocas en la Universidad

arte-del-barrocoMediante un clavecín y una viola da Gamba, además de otros instrumentos de cuerda y viento, seis alumnos más un profesor del Instituto de Música UC hicieron gala de sus destrezas al tocar antiquísimas obras de Marin Marais y Francois Couperin en el marco de Artifica la UC.

Esta vez no fue Vivaldi, Handel ni Bach. En una de las últimas semanas del proyecto Artifica la UC, fueron los compositores franceses Marin Marais y Francois Couperin los elegidos para introducir al público amateur en el exquisito arte del Barroco.

"Optamos por esos autores por dos razones", dice el director de los conciertos y profesor del Instituto de Música (IMUC), Sergio Candia. "Ellos fueron referentes para autores como Bach, Handel y Vivaldi, y también los primeros que empezaron con esta música en el contexto de las academias y las cortes de Luis XIV y XV".

Dividida en dos presentaciones de más o menos veinte minutos cada una, los intérpretes mostraron sus destrezas con instrumentos antiguos en la Premier Suite de Piéces en Trio de Marais, y en la sonata "Les Nations" de Couperin.

En ambas presentaciones destacaron las típicas danzas del barroco, como el allemande, la sarabanda o la giga, por nombras algunas, y en ambas destacó el clavecín continuo tocado por el profesor Camilo Brandi, del IMUC. Junto a él, tres alumnas interpretando con viola da Gamba (Daniela Maltrain), violín (Karla Bocaz) y flauta dulce (Ninon Dusollier), mostraron la sugestiva música de Marais.

En la segunda parte, las tres alumnas dieron el pase a tres varones, quienes con un chelo (Axel Rojas), un violín (Héctor Marchant) y una flauta traversa (Rodrigo Acevedo), explicaron la razón de por qué Couperin fue considerando el más grande de su familia de compositores. Más dinámico que el concierto anterior, las pictóricas danzas de este autor francés dieron una idea de lo que el histriónico Luis XIV bailaba en los escenarios reales.

Como dice el profesor Candia, las obras de este programa fueron compuestas en Francia en la era de los Luises, donde se conjugaron las formas musicales típicas de la danza y el teatro en el estilo del teatro francés: articulación de los instrumentos, el énfasis en los aspectos rítmicos y la variante de color aportada por las distintas combinaciones de timbre.

"La música barroca es particularmente elegante, apta para un escenario de pequeñas dimensiones, para un programa breve y para introducir a la gente que no sabe de música", explica Miryam Singer, directora de Artes y Cultura, y directora de Artifica la UC.

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Carlos Oliva V., periodista, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.