La Tríada y Fundación FEMSA juntas en pro de la primera infancia latinoamericana

  1. Inicio keyboard_arrow_right
  2. Noticias keyboard_arrow_right
  3. La Tríada y Fundación FEMSA juntas en pro de la primera infancia latinoamericana

La Pontificia Universidad Católica, a través del Centro de Investigación para el Abuso y la Adversidad Temprana (CUIDA) participa en esta colaboración con Fundación FEMSA, la Universidad de los Andes (Colombia) y el Tecnológico de Monterrey (México), con el fin de avanzar en la comprensión y abordaje de temáticas centrales que afectan el bienestar y desarrollo integral de la niñez que vive en la región.

De septiembre a diciembre se están desarrollando cuatro webinars, orientados a profundizar en temáticas que afectan a la primera infancia y abrir así un diálogo entre académicos de las tres universidades con miras a establecer colaboración y proyectos conjuntos.

El bienestar y formación integral de la primera infancia en Latinoamérica es el impulsor de una gran iniciativa liderada por las tres universidades que conforman La Triada: la Pontificia Universidad Católica (Chile), la Universidad de los Andes (Colombia) y el Tecnológico de Monterrey (México) junto a la Fundación FEMSA, a través del Centro de investigación para el Abuso y la Adversidad Temprana (CUIDA), con la participación de investigadores e investigadoras, de los tres países, que con sus trabajos buscan la comprensión y resolución de temáticas relacionadas con entornos urbanos para niños y niñas, políticas públicas, salud, educación, abuso y violencia, entre otros.

“Esta alianza plantea desafíos para América Latina y la idea de avanzar con nuestros problemas y también soluciones. Es muy relevante que se establezca este polo de colaboración en el hemisferio sur, pensando en que tenemos temáticas muy comunes entre los tres países”, comentó la directora Académica del Centro CUIDA e investigadora de Psicología UC, María Pía Santelices.

Eva Fernández, gerente de Inversión Social en Primera Infancia de la Fundación FEMSA, organismo que en los últimos 5 años desarrolla iniciativas para mejorar las condiciones de la primera infancia en la región, destacó que el difundir este conocimiento con la comunidad en general, sea del sector público o de la sociedad civil, es muy valioso y representa el principio del trabajo en conjunto.

“Involucrar a la comunidad académica y conectar a los académicos de distintas disciplinas, que están trabajando y abordando estos temas, desde distintas experiencias es fundamental para mejorar las condiciones de los niños y niñas de la región. Ellos merecen que trabajemos de forma coordinada. Desde la academia hay que producir y traducir el conocimiento para inspirar a la acción”, destacó Fernández.

Encuentros online

De septiembre a diciembre se tiene previsto el desarrollo de 4 webinars en base a tres grandes temas: “Ciudades e infancia”, “Primera infancia y políticas públicas” y “Bienestar integral en la primera infancia”.

El primer encuentro digital, desarrollado en septiembre, apuntaba a las ciudades, el entorno urbano y cómo puede ser éste un factor protector de los niños y un promotor del desarrollo integral en la primera infancia. “Se hablaron temas muy relevantes como: qué tipo de ciudades son las más aptas para que niños y niñas puedan desarrollarse plenamente, estableciendo incluso diferencias de género y cómo la ciudad tiene que estar preparada, tanto para niños como para niñas, que no favorezca a un grupo de la población infantil sino a todos y todas por igual”, señaló Santelices.

“Generamos un contacto entre distintos investigadores. En la UC contactamos al Centro de Desarrollo Sustentable (CEDEUS) con los de la Universidad de los Andes (Colombia), que trabajan en temáticas de infancia y ciudad y nos dimos cuentas de las convergencias, complementos y oportunidades de este tipo de encuentro”, destacó José Murillo, director del área de Investigación del Abuso Institucional en el Centro CUIDA y director Ejecutivo de Fundación para la Confianza.

Revive este webinar a continuación:

El segundo webinar, realizado en octubre, se centró en la educación y políticas públicas. “En el mismo, se mostraron estudios, las implicancias de la inversión en primera infancia y cómo se tiene un retorno importante. Además, de cómo esto debiera iluminar políticas públicas mucho más enfocadas en la promoción de las condiciones óptimas para que niños y niñas puedan desarrollarse plenamente”, explicó la directora Académica de CUIDA.

Revive este webinar a continuación:

Próximos webinars

El tercer encuentro, previsto para el 30 de noviembre, estará a cargo del Centro CUIDA y mostrará cuatro perspectivas:

  • Epigenética: las huellas genéticas de la adversidad temprana y su posible reversibilidad. (James Hamilton y Bernardo Krause).
  • Prevención temprana y apego. (Pía Santelices)
  • Violencia sexual hacia la infancia. Desafíos en la comprensión y prevalencia. (José Murillo)
  • Abuso sexual y de conciencia hacia la infancia en contextos eclesiásticos. (Samuel Fernández)

Sobre la epigenética, Murillo precisó que se refiere “al impacto que provocan las experiencias, principalmente las adversas durante la niñez, en el ADN de las personas. Así mismo, a cuáles son las posibilidades de revertir el efecto genético del sufrimiento, lo que también se le llama resiliencia. El segundo, la prevención temprana se relaciona con la teoría del apego. El tercer tema es acerca de las investigaciones que buscan establecer la prevalencia de la violencia o adversidades hacia la niñez: un gran desafío para poder intervenir adecuadamente, en nuestro país y en Latinoamérica”.

El último encuentro se realizará en diciembre y estará enfocado en el bienestar integral en la primera infancia, pensando en que los niños y niñas no sufran ninguna situación que vulnere sus derechos, como maltrato y abuso. “También necesitamos una sociedad que proteja a los padres/madres cuidadores y a los niños y niñas para evitar que estén expuestos a situaciones o experiencias adversas tempranas porque sabemos el impacto que tienen éstas en su salud, tanto física como mental”, concluyó María Pía Santelices.